¿Qué quieres ser de pequeño?

Es lo que deberíamos preguntarles a los niños más a menudo, en vez de estar siempre diciéndoles, ¿qué quieres ser de mayor? Y dale, dirá el niño, no me dejan ni poder estar en presente, que tengo que estar siempre pensando qué seré, y yo qué sé, ayúdame tú a descubrirlo, en vez de estar dándome obligaciones, tareas agobiantes y métodos educativos cambiantes, colorantes, que no hacen más que vayamos como borregos por la vida.

Yo quiero ser PEQUEÑO, un niño que tenga tiempo para jugar, que pueda equivocarse y aprenda a rectificar desde el amor y no desde la culpa y el resentimiento.

Yo quiero ser de pequeño NIÑO, sólo eso, ¡NIÑOOOOOOOO!, y hacer lo propio de un niño, y tú, adulto dejes de ser hiperactivo, que luego el que se lleva la etiqueta y el medicamento soy yo. Yo quiero SER y que dejes de producir sin medida para que yo sólo esté pendiente de envidiar y sentir ansiedad por no tener lo último en «megatelejuguetorimágenes». Déjame por favor disfrutar de la niñez, que eso no vuelve, y que además si tú me ayudas, con el tiempo cuando sea mayor, ya te contaré lo que quiero ser, seguro si he aprendido y vivido despacito y sin prisa, voy a tener más claro lo que seré de mayor, porque ante todo ya sé que soy un SER muy especial 

que ha venido a este mundo con unas inquietudes que no me gustaría me fastidies a base de sólo enseñarme a pensar en el futuro.

Porque, yo que soy un niño, sí que quiero preguntarte ¿QUÉ QUIERES SER TÚ DE MAYOR? Posiblemente quieras ser pequeño.

 

Ejercicio práctico:

 

Piensa ahora cómo estás: ¿Qué cosas haces que te satisfacen y generan felicidad?

¿Dónde te diviertes y con quién? ¿Eres feliz? ¿Tienes inocencia de la buena o vives prejuzgando? ¿Haces algo que te apasiona todo el tiempo que puedes? ¿Abres los ojos de par en par emocionándote con cada cosa que te sorprende? ¿Con qué te ilusionas? ¿Estás viviendo una vida con el piloto automático conectado todo el tiempo? ¿Haces algo para que las generaciones venideras se puedan beneficiar?

 

Escribir comentario

Comentarios: 7
  • #1

    Inma Rico (jueves, 15 agosto 2019 12:31)

    ....verdadero e inspirador
    Ayuda a " darse cuenta "
    Gracias....por compartir �

  • #2

    Justa (jueves, 15 agosto 2019 13:09)

    Buenas preguntas para responder y darnos cuenta ... gracias,

  • #3

    Quique (jueves, 15 agosto 2019 13:55)

    Volver a ser niños es una maravillosa opción.
    Dejar que los niños lo sean una maravillosa decisión
    Abrazos

  • #4

    Paki (jueves, 15 agosto 2019 18:36)

    Estupenda enseñanza. Muchas veces vivimos tan deprisa y con tantas cosas en l cabeza, que tratamos de que nuestros hijos sean a semejanza de pequeños adulto scon cuerpos en miniatura, y llenos de actividades fruto de las frustraciones de los padres, (por que yo no he sido y quiero que mi hijo lo sea) y sin olvidarnos de una reflexión aún más cruda, llenos de actividades por que la sociedad del capitalismo ha hecho que los padres estén trabajando hasta las 9 de la noche, en el mejor de los casos. Ufff.

  • #5

    Pablo cole (viernes, 16 agosto 2019 16:51)

    Me encanta, como siempre luis muy certero en tus reflexiones. Gracias por compartilas

  • #6

    Lupe (lunes, 19 agosto 2019 10:26)

    Gracias , un gran recordatorio para tener presente en cuanto mi actitud hacia mis peques.�

  • #7

    Claudia (sábado, 24 agosto 2019 08:28)

    Tristemente pasa que se quiere que los niños nos sigan el ritmo frenético que llevamos, y no les damos la oportunidad de ser ellos.

Síguenos en Facebook para mantenerte informado de nuestros próximos eventos y actividades


Contacto

Luis Fernando Caminero

luis@nosoloyoga.com

Tel: 661 209 040