"QUE VENGA DIOS Y NOS VEA"

Ahora toca el tema es la "salud mental". Entre los últimos acontecimientos, sin buenos cimientos, nos estarán bombardeando en todos sitios con esto, ahora. 

 

En mi humilde opinión, la salud, no sólo mental, no es cosa de ahora. Es cosa de antes, ahora y luego, pero quizás la verdadera cuestión no sea individual. La verdad, verdadera, de la cuál no estoy en posesión, pero si a través de mi reflexión, intuyo, veo, percibo, siento, que es un problema global. Esta vida y su modelo social nos aprieta. Nos aprieta tanto que es imposible vivir en paz.

 

Tenemos que estar delgados, no envejecer, vestir modernos, algunos incluso con cuernos, comer menús de degustación, viajar cuánto más lejos mejor, hablar idiomas, estar en las redes, hacer cualquier gestión online, estar cachas, tener marca no sólo propia, beber ginegra con tónica con tropezones, ir a andar poniéndole un nombre especial y así tener un equipamiento dependiendo de si es ciudad, mar o montaña, suave, media u alta. 

 

Etiquetados, preocupados, adiestrados, perfumados, aquietados, amonestados, extorsionados..., todo menos ilusionados, enamorados y emocionados.

 

Mientras que este modelo social no cambie y nosotros con él y desde él, esto no tiene un buen remedio ni mental ni argumental. 

 

Porque es complicado vivir sobreviviendo a un día a día que aprieta. 

 

Me planteo a veces cómo hemos llegado a esto. Pienso que, con tantas carreras, gente estudiando y haciendo másteres, manejando idiomas y viajando por el mundo, con una cultura e inteligencia magistral. Con no sé cuántos asesores por doquier. Cómo hemos podido crear un mundo así. 

 

A veces pienso que esto está hecho adrede, si no, cómo podemos ser tan "malos" gestionando para que agricultores y ganaderos estén hundidos en sus propias tierras; para que sanitarios vayan a su trabajo sintiendo que ellos cuidan y al mismo tiempo se les des-cuida; para que comerciantes y viandantes estén casi compitiendo más que comprendiendo; para que no podamos mantener conversaciones con opiniones diferentes sin tirarnos piedras a las frentes; para que docentes no tengan ni tiempo para sentirse y estar tranquilamente esparciendo conocimiento, no solo mentalmente, sino desde el sentimiento; para que artistas no puedan darnos un entretenimiento con discernimiento y sostenimiento; para que  comamos con sentimiento de culpa por cumplir un standar de escaparate; para que no nos ayudemos de los problemas para avanzar y evolucionar no sólo desde la espiritualidad; para que curas no hayan curado nuestro corazón y lo rompan en algunos, no pocos casos; para que los jóvenes no salgan a madurar sabiéndose sabrosos en su dulzor único; para que vayamos al gimnasio en coche a coger una bicicleta estática; para que no poca gente haga Yoga, Reiki o Mindfulness para aguantar, en vez de para despertar; para que celebremos y engordenos a quien esté haciendo turismo espacial mientras que otros estemos gestionando cada día nuestros espacios a calentar; para que permitamos que nos pongamos los unos contra los otros y así permanezcamos entretenidos y dormidos; para que nuestros ancianos estén descuidados y no pocos animales "excesivamente mimados"; para que hayamos perdido la capacidad analítica; para que las redes sociales sean para mostrar y aparentar, más que para encontrar y disfrutar; para que tractoristas, pensionistas, violinistas, trapecistas y oficinistas, no puedan alegrar sus tristes vistas.

 

En fin, todo gremio y genio amargado y apagado. Y hay quien dirá: -menos los políticos. Pues yo no creo que este sector esté muy en calma sabiéndose participes activos de su Karma. 

 

Si no está hecho adrede, que venga Dios y lo vea. 

Quizás vivamos así y creemos así, para que por fin Dios venga y nos vea, o

quizás para que nosotros lo veamos a él. 

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Emi Osorio (lunes, 20 diciembre 2021 23:34)

    Luis, como no podria ser de otro modo, de nuevo me has sorprendido con tus conclusiones y divagaciones, todo tan realmente explicado y tan cierto, vamos sin final en el camino, gracias querido amigo, menuda lección, vaya mi reberencia ante tí, gracias, gracias y mil gracias queridísimo amigo. No cambies nunca. Un beso

  • #2

    Luis (martes, 21 diciembre 2021 15:56)

    Quería Emi, gracias a ti, por tus palabras que nacen de una conexión desde la reflexión que compartimos en conciencia, cada cuál, desde su esencia. Mi reconocimiento hacia tu bondad.

Síguenos en Facebook para mantenerte informado de nuestros próximos eventos y actividades

WhatsApp
WhatsApp

Síguenos en Instagram




Contacto

Luis Caminero

info@nosoloyoga.com

Tel: 661 209 040