Curso Sentir, Vivir, Estar, Feliz


Etapa 2 - Vivir es Abrir

¿Abrir? ¿Abrir una puerta? ¿Abrir un armario? ¿Abrir una latilla de sardinas? ¿Abrir el motor de un super coche? ¿Abrir una lata de cerveza…?

Pues la verdad es que cada cual vive abriendo lo que puede. Pero claro, depende de lo que abramos, así nos tocará cerrar. 

Si simplemente necesitamos abrir la puerta de un buen coche, pues una vez que la cerremos ahí quedará el coche, con su puerta bien cerrada. Si simplemente necesitamos abrir la puerta de un apartamento en la playa, pues cuando la cerremos, ahí quedará la puerta, y el apartamento, y la playa, y nosotros esperando volver pronto, o no, dependiendo de si esto que un día compramos, está satisfaciendo nuestras necesidades o se ha convertido en una necesidad más en sí misma, otra preocupación más de mantenimiento y poco “variamiento”. 

 

Imaginemos que podemos ABRIR la mente. ¿A qué? Pues a otro ritmo, a otra manera de ver las cosas, a otra forma de pensar desarrollando el discernimiento y enfocándome en lo realmente importante para mí y descartando lo que no me sirve o me lastra. Pues aquí podremos abrir una puerta hacia el entendimiento y cerrar, por ejemplo, un proceso de pensamiento antiguo que ya no necesito, y desarrollar uno nuevo. 

 

Imaginemos que podemos ABRIR el corazón. ¿A qué? Pues a suavizar los sentimientos de las circunstancias que me producen durezas, detonantes de malestar, resentimientos, etc. Pues aquí podremos abrir una ventana al mundo de las nuevas sensaciones y sentimientos, mirando desde ella con otros ojos, pudiendo cerrar procesos anclados que puede que ni siquiera sea consciente que existen, pero que me condicionan en mi vida diaria. 

 

Imaginemos que podemos ABRIR el cuerpo. ¿A qué? Pues a todas las posibilidades que implican suavizar todas las tensiones que acumula. Pues aquí podremos abrir nuestro motor para ver si necesita aceite, un poco de anticongelante o simplemente una completa puesta a punto. Y por tanto podremos cerrar la idea tan insaturada en la sociedad de que es difícil y solo al alcance de unos pocos saber de mecánica. Que los motores más potentes son más eficaces para llevarnos más lejos y más rápido. Que más es mejor. Que cuanto más difícil es más eficaz. Que si no hay sacrificio no vale. Que, si no se machaca el cuerpo, no tendremos una imagen acorde al estándar que se nos pide actualmente. O que hay prácticas que solamente pueden hacer motores-cuerpos con ciertas cualidades y antigüedades. 

 

Tú marcas tus prioridades. Las mías son abrirte las puertas y ventanas de tu carro para que puedas viajar hacia una forma de VIVIR CON MAYÚSCULAS abriéndonos juntos a nuevas posibilidades. 

 

Ir a VIVIR la esterilla desde otra perspectiva para ABRIR otras experiencias

Síguenos en Facebook para mantenerte informado de nuestros próximos eventos y actividades


Contacto

Luis Caminero

info@nosoloyoga.com

Tel: 661 209 040